Durante el embarazo es importante el reposo, esto no quiere decir que nuestra vida deba volverse sedentaria, por ello, siempre bajo supervisión de un profesional cualificado te recomendamos hacer ejercicio como es el pilates, siempre teniendo en cuenta el estado y la seguridad del embarazo.

El pilates es positivo en los embarazos ya que nosotros lo podemos adaptar a cada una de nuestras pacientes además el pilates nos ayudara a fortalecer determinadas áreas que con los embarazos sufren mucho como son los músculos pélvicos.

Seguir unos ejercicios específicos que os podemos proporcionar durante la gestación os ayuda a mantener buena postura y a aliviar pequeños dolores y molestias.

Al ser un método que combina flexibilidad, ejercicio físico y control de la respiración podemos considerar que es una preparación para el parto, lo cual facilitara las cosas. Además de otros beneficios que nos dará tras el parto.

En Kuida contamos con un programa de pilates enfocado únicamente a mujeres embarazadas. Pensado para que se adapte de forma individual a las necesidades y condiciones físicas de cada futura mamá desde sus primeros meses de embarazo hasta la semana 32 que es donde se recomienda comenzar la preparación al parto y donde se realiza una gimnasia específica para prepararla a ella y al futuro papá a utilizar el cuerpo de la manera correcta para el nacimiento del bebé.

Algunos de los beneficios que tiene es que

  1. Activa y mejora el metabolismo del bebé
  2. Liberarás las conocidas como “hormonas de la felicidad”, las cuales generan una sensación de bienestar diario.
  3. Evita la celulitis causada por la disminución de la circulación y por los cambios hormonales y fisiológicos que se producen durante los nueve meses.
  4. Elimina las toxinas y grasas innecesarias. .
  5. Tonifica y fortalece los músculos.
  6. Ayuda a mejorar la autoestima
  7. Ayuda a evitar la aparición de varices y estrías. .
  8. Reduce el riesgo de diabetes gestacional.
  9. Ayuda a prevenir la preclampsia.