Durante el embarazo el cuerpo sufre una serie de cambios que en ocasiones resultan molestos e incluso dolorosos, estar embarazada es un proceso maravilloso que se debe disfrutar, por ello si tenemos molestias debemos tratarlas.

Es habitual en los embarazos tener dolores de espalda que comúnmente se dan en las zonas lumbares y en al parte baja de esta.

Los problemas más habituales durante y tras el embarazo son el dolor de espalda, el dolor pélvico y la incontinencia urinaria, todos estos problemas derivados del embarazo tienen solución con la fisioterapia.

El tratamiento durante el embarazo va cambiando ya que vuestro cuerpo va evolucionando y por tanto nosotros nos amoldamos a los cambios y molestias que pueda suponer vuestro embarazo.

Hay una serie de claves de fisioterapia para las embarazadas:

  • Antes de empezar ninguna técnica debéis consultarlo con el médico y que este os proporciones su consentimiento, para saber así que no hay ningún riesgo para vuestro embarazo.
  • Debemos valorar vuestro estado para conocer que técnicas son las que se adaptan a vosotras.
  • Lo recomendado es acudir al fisioterapeuta a partir del cuarto mes, aunque esto puede variar según las indicaciones del medico
  • La fisioterapia puede ayudar a las embarazadas a que el parto sea más sencillo, ya que ayuda a fortalecer áreas que sufren mas en el momento de dar a luz.