La rehabilitación consiste en un conjunto de técnicas con las que pretendemos que se recupere una función del cuerpo que ha sido destruida o dañada.

Lo que se pretende es recuperar, mantener o mejorar las capacidades que cada uno de nosotros necesita para nuestro día a día. El fin de la rehabilitación es el mismo para todos, conseguir recuperar sus capacidades y la independencia, pero no todos llegan a la misma meta ya que cada lesión es un mundo y cada cuerpo reacciona de distintas formas, a parte de las causas y la duración del problema.

Nosotros lo que intentamos conseguir para nuestros clientes es que consigan ser independientes y a poder ser que recuperen la función de su cuerpo que ha sido dañada, para conseguir esto utilizamos técnicas concretas para cada persona y adaptada a sus características.