El suelo pélvico o periné es un conjunto de músculos, ligamentos y tejido fascial que cierran la cavidad abdominal en su parte inferior. Cuando los músculos pélvicos sufren alguna lesión es cuando comienzan a aparecer todo tipo de problemas relacionados con ese tipo de lesiones.

Sus funciones son las de sostener los órganos pélvicos (vejiga, uretra, útero, vagina y recto) en la posición adecuada. Función de continencia (control de esfínteres) y tienen un protagonismo muy importante en el momento del parto

  • Incontinencia urinaria
  • Dificultad para orinar
  • Incontinencia fecal
  • Estreñimiento
  • Dolores en la zona de la pélvis como lumbalgias, sacroilitis, etc
  • Dolor durante las relaciones sexuales
  • Prolapsos

Si tu caso es el de embarazo, tanto durante el embarazo como tras el este tipo de técnicas de la fisioterapia te pueden ayudar a prepararte antes de dar a luz como a recuperar tu suelo pélvico una vez pasado el embarazo.

En este tipo de terapias se llevan a cabo la terapia manual, el masaje perineal, los ejercicios de suelo pélvico y técnicas mediante electoestimuladores.

La fisioterapia Ureginecológica (la rama que trabaja el suelo pélvico) es la que ayuda tanto en la prevención como de su recuperación en casos generalmente relacionados con el parto.

Aunque lo habitual es que el suelo pélvico se recupere por si solo con el tiempo, puede ser que no sea tu caso ya que no todos los cuerpos son iguales, por lo que adaptamos los ejercicios siempre a cada persona. Con estos ejercicios conseguirás:

  • Mejorar el control sobre tu vejiga
  • Una musculatura pélvica fuerte y equilibrada.
  • Recuperarte más fácilmente del trauma que supone el parto para tu cuerpo.
  • Preparar a tu cuerpo para el parto y minimizar posibles desgarros
  • Mejorar la circulación sanguínea en la zona pélvica, lo que hará que recuperes antes de un desgarro, o episiotomía.
  • Evitar el prolapso del útero.
  • Ayudar a tu cuerpo a recuperarse de la cirugía.