Cuando hablamos de estimulación sensorial hacemos referencia a la entrada de información del entorno al sistema nervioso a través de los sentidos para elaborar sensaciones y percepciones.

La estimulación multisensorial consiste en un amplio abanico de técnicas dirigidas a proporcionar todo un conjunto de sensaciones y estímulos específicos a personas con discapacidad (niños y adultos) y necesidades de apoyo generalizado. De esta manera, se les ofrecen estímulos sensoriales (visuales, auditivos, somáticos…) a los que no tendrían acceso por sus limitaciones y que permiten mejorar su calidad de vida.

El trabajo de la estimulación sensorial es una estrategia válida para trabajar con personas que presentan alguna discapacidad, sea cuál sea el nivel de ésta, y  desde edades tempranas pero también a lo largo de toda la vida (adultos, mayores, personas con demencias…) adaptándonos a los objetivos que haya marcado el terapeuta en cada caso, para ofrecer experiencias funcionales y significativas para cada personas.

Por tanto, lo que se persigue con la estimulación sensorial es por un lado fomentar al máximo el desarrollo de las capacidades sensoriales y potenciar el desarrollo cognitivo a través de una buena educación sensorial.

En nuestro Centro Terapéutico de Kuida hemos creado una sala multisensorial, con diferentes elementos para lograr por un lado, el bienestar de la persona, adaptándonos a sus ritmos de actividad, a su tolerancia frente a los estímulos y a las necesidades específicas que presente.

Los elementos de nuestra sala:

  • Tubo de burbujas interactivo
  • Fibra óptica
  • Luz negra y elementos reflectantes
  • Aromaterapia
  • Sillón relax
  • Elementos táctiles
  • Elementos de psicomotricidad
  • …….

Las salas de estimulación sensorial son una herramienta terapéutica que permiten trabajar con el paciente a través de los sentidos, experimentando y explorando con los diferentes elementos de la sala.

Dentro de la intervención que realizamos en nuestro Centro, buscamos conseguir una intervención completa, con un abordaje multidisciplinar a través de las diferentes áreas que trabajamos: psicología, fisioterapia, terapia ocupacional, y, como novedad, la estimulación sensorial, ya que creemos que es un recurso más para lograr que la intervención sea aún más completa y consigue objetivos que son difíciles de lograr a través de otras intervenciones terapéuticas.

Buscamos poder trabajar con los usuarios y lograr una intervención completa, flexible y eficaz para personas de cualquier edad y con cualquier grado de discapacidad.

A través de luces, texturas, olores, sonidos, imágenes, vibración y colores podemos crear espacios que inviten al usuario a explorar, interactuar, descubrir y comunicarse.